Acto de Homenaje al Mariscal Francisco Solano López y Conmemoración del Día Nacional de los Héroes

Acto de Homenaje al Mariscal Francisco Solano López y Conmemoración del Día Nacional de los Héroes

La Embajada del Paraguay en la República Argentina realizó el 28 de Febrero un Acto en Homenaje al Mariscal Francisco Solano López, en el Aniversario de su muerte, en el Auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires.

Abrió el acto, dando la bienvenida, el Director de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires Horacio González. En calidad de disertantes participaron el Historiador paraguayo José Ocampos y el Director del Instituto de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Víctor Ramos.

En la apertura del evento cultural, el Embajador de la República del Paraguay, Nicanor Duarte Frutos expresó: “queremos hablar del pasado de manera que los dolores de aquellos tiempos, hoy puedan con una actitud distinta de los líderes, de las nuevas generaciones, fecundizar en más prosperidad, en más integración, en más desarrollo y en más entendimiento para nuestros pueblos”; agregó que “el Mariscal López es una figura que encarna la nacionalidad guaraní, la nacionalidad paraguaya, el heroísmo, no solo de nuestra tierra sino de América Latina” y que  “aquella desafortunada guerra ha sido en cierto modo por el afán independentista, por un compromiso extremo que tenia López con la Soberanía y con la autodeterminación de los pueblos, no fue un afán de conquista territorial, fue el deseo de preservar la autonomía y el crecimiento de los Estados Naciones que emergían a comienzos del Siglo XIX y se consolidaban a mitad del Siglo XIX; y muchos luchaban no solo por la independencia política de las Coronas sino por una auténtica descolonización económica y cultural.

“Eso fue lo que llevo al Mariscal López a emprender la marcha para defender la franja oriental invadida por otro vecino, que entonces también era una potencia”; destacó la importancia de “subrayar que hoy, a comienzos del Siglo XXI, América Latina vive un proceso de gran integración”. Finalizando, reiteró “la absoluta convicción de que el porvenir será mejor porque serán tiempos de paz, de desarrollo y de grandes entendimientos”.

El historiador paraguayo José Ocampos, realizó un recuento histórico de la Guerra de la Triple Alianza donde dijo que “la primera gota de sangre de la guerra contra la Triple Alianza comienza a verterse en Paysandú y va a terminar 6 años después en Cerro Cora en 1870. Una guerra que tenía como capital principal al soldado paraguayo que no luchaba por los intereses de su gobierno sino luchaba por su concepto de libertad”. Así también recordó a los niños que lucharon en la batalla de Acosta Ñu, resaltó ciertas batallas como las de Piribebuy, Yataytì Cora, Ita Ybatè, Itoro, Rubio Ñu; destacó que “el Mariscal Solano López dijo que sucumbiría con el último de sus soldados y tuvo varias veces la garantía de retirarse, sin embargo, prefirió enfrentar la muerte en las termopilas de Cerro Cora donde doscientos hombres se enfrentaron a mas de diez mil y esa pequeña escaramuza terminó con un exterminio casi total. López fue herido de un disparo, casi sin fuerzas cae y es auxiliado por dos de sus oficiales hasta orillas de un arroyo en Cerro Cora. Ahí lo llaman al General Cámara del Comandante que le dice: “Ríndase Mariscal, yo como Comandante de estas Fuerzas le garantizo su vida”, y López espetó “Vencer o Morir, muero con mi patria”. También rememoró el rol de Las Residentas, mujeres paraguayas que asumieron la responsabilidad de reconstruir la patria luego de la derrota paraguaya.

Por su parte, el Secretario de Cultura de la República Argentina Jorge Coscia, manifestó que “estamos conmemorando la muerte de un patriota, pero yo quisiera definirlo también como un compatriota, porque si hubo una Guerra Guasu, lo que hay que tener muy en claro es que existió una Guerra Guasu porque sigue existiendo sin duda una Patria Grande, y no se puede comprender esa guerra mal llamada de la Triple Alianza, que como nos gusta llamar de la Triple Infamia si no se comprende que ese fue el episodio más dramático, más sangriento, de una confrontación, de una pugna por la doble causa de la integración de una patria que existe en términos culturales e históricos, pero que está balcanizada, dividida, debilitada en términos políticos”; prosiguió diciendo: “se habla de Patria Guasu sin desmerecer la existencia de la Patria Paraguaya, de la Patria Chilena, de la Patria Argentina, porque ésta es la particularidad del concepto que anticipa la Guerra Guasu, que es la de la lucha de los pueblos por una federación”

Haciendo énfasis en la Guerra de la Triple Alianza expresó que “se trata de entender de qué sirve recordar al Mariscal Solano López, gran héroe de la Patria Grande, si no es recordarlo en términos de que las circunstancias históricas que lo llevaron a su derrota, conforman una derrota circunstancial de la gran gesta y de la gran épica de un proceso que aún no ha terminado y que cuyo dramatismo tampoco lo ha hecho”. “Es cierto que fue la guerra más sangrienta y dolorosa al punto de que casi un pueblo entero fue exterminado, pero de lo que no hay duda es que ese proceso no terminó en Cerro Cora”; afirmó: “las consecuencias de la caída del Paraguay fueron tremendas. No fueron vencedores los argentinos sino vencidos en el campo de la Guerra del Paraguay”; continuó: “hay que mentir mucho y hay que escribir mucha historia falseada para que pensemos que la civilización estaba del lado de los esclavistas; con la formulación de que la Guerra de la Triple Infamia, es infame por la alianza entre quienes se proclaman demócratas, republicanos  y no lo son, con un Emperador monarca y esclavista.”

También expresó que “tampoco el Brasil fue el ganador de esta guerra. A poco de terminada la guerra, que fue terminada por los cambá, porque el Imperio del Brasil mandaba al frente de batalla a los esclavos negros; su sacrificio e inmolación, que es la expresión máxima de esclavitud, mandar a un soldado a morir por una causa que no es propia consolidando además la idea de la diferencia de raza, hizo que también el Brasil haya quebrado porque estaba endeudado y la economía brasilera, ligada a la producción agraria con mano de obra esclava estaba frenada”

Afirmó que “el ganador de la Triple Infamia fue el Imperio Británico que aniquiló ese mal ejemplo de país autónomo que podía lograr desarrollo, justicia, equidad y que mantenía la llama encendida de un potencial enorme para toda Sudamérica. Ganó el Imperio Británico con quienes continúa la gesta porque hoy siguen pendientes las mismas razones que animaron a los grandes patriotas de nuestros pueblos, esas razones son lograr autonomía, justicia y la única manera de hacerlo es con integración.”

Tanto el Embajador del Paraguay como el Secretario de Cultura destacaron la necesidad de continuar el proceso que integra a las Naciones Latinoamericanas.

Finalmente, el acto cultural culminó con un cierre musical, con canciones alusivas al Mariscal Solano López y a  la Guerra de la Triple Alianza.

Buenos Aires, 1 de marzo de 2014.