Relaciones Bilaterales

La Embajada de la República del Paraguay en la Argentina, responsable de la agenda bilateral entre los dos países, establece sus objetivos, en coordinación con la Cancillería nacional, conforme al diálogo político entre ambos Estados y abarcando todas las áreas del intercambio y la cooperación.

La Argentina y el Paraguay, como vecinos, son socios de importancia estratégica. Como tales, están llamados a construir una convivencia pacífica y positiva. La extensa frontera compartida, con sus aspectos de seguridad; integración social, productiva y cultural; infraestructura y operatividad ; el complejo relacionamiento comercial ; las vías de comunicación fluvial -la Hidrovía, el Pilcomayo- ; la cuestión energética : la sociedad compartida en la hidroeléctrica de Yacyretá y el futuro de Corpus; son temas que ameritan una acción permanente y conjunta.

Los vínculos oficiales se canalizan en distintas instancias del nivel político -a través de los encuentros de Jefes de Estado, Cancilleres, Ministros y Parlamentarios- ; así como en las instancias técnicas establecidas en diferentes ámbitos: Comisión de Coordinación Política e Integración, Grupo Técnico-Mixto, Comisión Mixta para la Prevención del Uso Indebido y Represión del Tráfico de Estupefacientes, Comisión Mixta de Cooperación Científica y Técnica, Comisión Binacional del Rio Pilcomayo, Comisión Mixta Argentino Paraguaya del Rio Paraná, y los Comités de Integración Fronteriza, entre otros mecanismos de trabajo.

En lo que concierne al Paraguay, su carácter de País Sin Litoral Marítimo, impone al diálogo bilateral algunos condicionamientos básicos: la superación de las asimetrías ; la necesidad de facilitación del tránsito de personas y bienes por territorio argentino (carreteras y puertos); el mejoramiento y la modernización de los pasos fronterizos; el tratamiento equitativo del tema energético; la gestión articulada de los recursos naturales compartidos; y la integración de procesos productivos.
Asimismo, el relacionamiento debe considerar la coyuntura regional e internacional y discutir los grandes temas de la agenda internacional, tales como la defensa y la seguridad, el medio ambiente, la lucha contra la pobreza y las migraciones, entre otros.